• Instagram

Nostalgia espesa y muy azucarada

En esta ciudad son pocos los lugares que se mantienen intactos a lo largo de los años. El paisaje de Caracas parece cambiar todos los días y el paisaje gastronómico tambien. Abren y cierran lugares todos los dias pero afortunadamente están los clásicos a los que uno puede volver cuando quiere recuperar sabores o ir a lo seguro.
Para mi, uno de esos lugares es El Cubanito, una sencilla lunchería de larga data ubicada entre la Av. Roosevelt y la Av Victoria a la que tengo ya 15 años visitando.
Muy cerca del que fue mi liceo y “pateadero de chivo” de la adolescencia ( ya no sé cuántas veces me he sentado en esas sillas de pantry a tomarme un jugo de fresa) sigue ahí intacto con sus diez mesitas y sus sandwhiches de pernil.
Con los años he dejado de visitarlo sobretodo por el remordimiento que me causa lo dulce -casi mermelada- de ese jugo de fresa. Sin embargo, a veces vamos (con el mismo grupo de amigas de hace 15 años) felices a comernos una hamburguesa con queso con su respectivo y muy espeso juguito.
Todo cambia, el liceo, la calle, la ciudad, los amigos… menos el juguito de fresa de El Cubanito. Afortunadamente

Publicado en by Zinnia Martínez Publicado en Probé y me gustó

2 Respuestas a Nostalgia espesa y muy azucarada

  1. AOM

    En pocas oportunidades he ido al cubanito, y si que tiene algo especial, mi padre me habla de el, como el lugar donde nacieron los sandwich de pernil…

    Me dieron ganas de comerme uno jeje…

    Muy bueno tu blog..!!!

    SaLu2!!!

  2. Adriana

    Hacer una vaquita en el muro del cada para ir a comprar un batido de fresa al cubanito. ¡Qué recuerdos!.

Add a Comment