• Instagram

A qué sabe Cúcuta (parte II)

Gabriel Castillo, Amparo Cárdenas y Rolando Cerón son tres artistas de la frontera que llevan adelante diversas propuestas de carácter creativo en la ciudad de Cucutá. 
Castillo realiza intervenciones urbanas, convirtiendo en balones de futbol, las piedras emplazadas en las poblaciones de Cucutá y El Rosario. Amparo Cárdenas replica  las formas de la tierra, se sumerge en los pliegues  que toman los nidos de los insectos transformándolos en una nuevas posibilidades para el mundo sensible. Rolando Cerón es artista a tiempo completo: teatro, performance, cine, televisión; editor de revistas culturales. 
Cerón forma parte de los mitos fundadores de la movida underground de la ciudad: el primer largometraje de Cucuta, la primera acción que implicaba cuerpos sin ropa, la primera revista punk;

este trío de creadores convierten a Cucutá en una ciudad contemporánea, no tienen un museo de arte contemporáneo, pero con la movida que promueven -por ahora- no les hace falta.
Estuve con ellos en el Cenadero La Pesa, un excelente restaurant a orillas de la calle dedicado a servir comidas para la movida nocturna, aunque suene tautológico en el Cenadero La Pesa se va a cenar de verdad-verdad. Dividen su menú entre caldos (su especialidad) y bandejas. 
Nosotros optamos por los caldos. 
Ereuterio Méndez, su actual propietario, lleva veinte años al frente del Cenadero La Pesa, local que lleva cincuenta años sirviendo platos en Cucutá. 


Con gran pasión describe los ingredientes de sus caldos:”la vena se prepara con el tuétano que se obtiene de la columna del ganado; el bigorozo (así con B de Bola) se prepara con las huevas del toro; la cepa, aquello que sostiene el viril (pene del toro); el viril y algo de venas; el Pichón se prepara con sangre de Toro disuelta en un caldo suave de leche; todos los caldos están aderezados con un magistral equilibrio con hierbas y especies.La noche requiere grandes esfuerzos, sostiene, nosotros proporcionamos la energía.

En las ciudades todos los lugares albergan sus testimonios históricos. El cenadero  se ubicaba hace cincuenta años al lado del matadero de la ciudad, la ganadera fue mudada, pero el cenadero quedó allí y conservó la tradición de sus platos asociada al sacrificio de la carne de reses.


Luego se convirtió en el suplidor de sabores y energías de la “zona rosa” Cucuteña, su mesa era el lugar de convergencia de los usuarios de la noche, el comedor industrial de los lupanares de asfalto. Yo probé el pichón, sencillamente estupendo, sostienen que posee propiedades curativas. Entoces asumí que un curador al visitar Cucutá no puede dejar de probarlo. Precios solidarios




Cenadero La Pesa
Av. Aeropuerto
Frente a la Plaza Ferial
Antiguo matadero municipal
Cucutá, Colombia

Abre todos los días de 3:00 pm a 5:00 am

Publicado en by Zinnia Martínez Publicado en Recomendados

Responde a A qué sabe Cúcuta (parte II)

  1. todays date

    i love your blog, i have it in my rss reader and always like new things coming up from it.

Add a Comment