• Instagram

La versatilidad de un pan, las maravillas de un fruto

pandelaño
El próximo domingo 20 de octubre se va a llevar a cabo en el marco de la celebración de Margarita Gastronómica,  el II Festival del Pan del año. Habrá exhibición de productos, degustación y concursos, desde las 10AM en la calle Lares de La Asunción. Hace unos meses escribí para la revista Bienmesabe sobre el Pan del Año y sobre esta iniciativa en concreto, aquí les dejo los detalles.

A este generoso y humilde fruto se le conoce con una gran variedad de nombres. Pan del año, ñame de pan, fruta de pan, frutipan, ñame de palo, son algunos de los más conocidos y es que su pulpa es tan versátil como un pan: sirve para platos salados y dulces.  Proveniente de Malasia, este árbol tiene muchísimos años en nuestras tierras – dicen que llegó al Caribe y las Antillas con los ingleses quienes vieron en este fruto una fuente de alimentos abundante y barata para mantener a sus esclavos- y ya en las crónicas de Humboldt de comienzos del siglo XIX aparece reseñado.

sumito“El pan del año ha estado vinculado a la gastronomía de la costa desde siempre, pero así como ha venido sucediendo con muchos de nuestros frutales, actualmente resulta mucho más fácil encontrarlo en la carretera hacia Choroní que en algún mercado o supermercado”, asegura Sumito Estévez,  “Todo viejo margariteño sabe lo que es y cómo usarlo, en el caso de La Asunción el Arbol de Pan es un emblema de la zona”, agrega  el chef y es que Sumito ha estado vinculado en un proyecto de trabajo comunitario que intenta justamente hacer de este recurso –el pan del año- un proyecto comercial y sustentable que además trabaje nuestros sabores identitarios.

En julio 2012 se celebró el I Festival de Pan del Año en La Asunción al que asistieron aproximadamente 3 mil personas. En este Festival participaron 14 personas con sus stands que además entregaron por escrito sus recetas para ir documentando lo que puede llegar a ser un negocio rentable para muchos. “Este fruto tiene los mismos usos que la papa: tostada, en sopa, en puré, frita, etc.. pero además pueden hacerse harinas, maizinas, chichas, ñoquis y hasta una masa riquísima para enpanaditas pudimos probar” agrega Sumito quien ha asumido este proyecto con la ilusión de convertirlo en una metodología de trabajo que convierta valores gastronómicos en proyectos comerciales que mejoren la calidad de vida de la gente.

“Es una importante fuente de alimentos en Polinesia, donde ha sido cultivado por siglos, goza de gran popularidad entre la población de escasos recursos, de allí que se conozca también como pan del pobre” explica el libro “Frutales menores de la tradición venezolana”.

Por los lados de Chuao en la costa del estado Aragua, el ñame de palo (como se le conoce en la zona) es un ingrediente infaltable en las sopas de pescado. Ya sea como una verdura más del sancocho o como acompañante (son muy  famosos los tostones hechos a base de ñame de palo) para los habitantes de la zona es fundamental aprender a picar y pelar este fruto que siempre ha servido de sustento… “cuando todo falta, allí está el mar y el ñame de palo” asegura un pescador de la zona.

Como si no fuera suficiente la versatilidad de este fruto, son ricos en carbohidratos, son una buena fuente de vitaminas y minerales, tiene usos medicinales, la madera es usada para construir viviendas y barcos y sus flores repelen a los mosquitos. Este fruto definitivamente es más bueno que un pan.

Foto: cortesía Ysimarg Rodríguez/ Margarita Gastronómica

Publicado en by Zinnia Martínez Publicado en Agenda golosa

Add a Comment