• Instagram

La vendimia de Pomar: orgullo nacional por copas

bodegas pomar 7Un viaje a la vendimia de las Bodegas Pomar en Carora alegra el cuerpo y el espíritu. La Venezuela productiva, creadora y optimista se reúne en dos días de recorrido por lo que hoy es un milagro que ya tiene 20 años: producir vinos de altísima calidad en las tierras larenseDesde Barquisimeto hasta Carora hay poco menos de una hora de carretera y unos cuantos establecimientos dedicados a la venta de cuatros, mandolinas y otros instrumentos musicales. Famosa por ser la cuna de algunos célebres músicos e intelectuales del país, en Carora actualmente, pueden vanagloriarse de sus lutieres, sus quesos y sus vinos.Un paseo poco común por esos lares es el que ofrece Bodegas Pomar dos veces al año durante la celebración de la vendimia: la fiesta de la recolección de las uvas que pequeñitas y jugosas crecen bajo ese sol ardiente luchando contra las plagas y pajaritos.

Grupos de turistas llegan a Carora para esa fiesta y a pesar de que la oferta nos invita desde un principio al disfrute, es difícil imaginar que uno se va encontrar con una logística perfecta que combina los sabores, olores, tonadas y orgullos de esa tierra bajo la excusa perfecta: aprender cómo se hacen los vinos de las Bodegas Pomar.

Noche espumante

El festejo se inicia en la noche -como debe ser- y reúne a un grupo de inquietos exploradores que comienzan su aventura por los senderos de la fábrica, aprendiendo los procesos del vino, desde la uva hasta la copa.

Todo funciona como un perfecto engranaje, en el que los mesoneros, el enólogo, la chef invitada y el personal de la bodega brindan las mayores atenciones, desde la copa siempre llena hasta la cobija para protegerte del frio del salón-cava donde se sentarán los turistas a probar los espumosos de la Bodega.

bodegas pormar 5El recorrido deja literalmente un buen sabor en la boca. Aprender un poco del proceso que hace posible esos vinos que conseguimos en los anaqueles con sello venezolano, catar sus diferencias y entenderlas mientras se armonizan con pasapalos perfectos pone contento a cualquiera.

La primera noche de esa fiesta de la vendimia cierra con broche de oro, la chef invitada (en esta ocasión) Mercedes Oropeza decide ofrecer un menú inspirado en algunos platos favoritos de la cocina de Armando Scannone. De entrada: sopa de cebollín acompañada por el Pomar Sauvignon 2013 (novedad del año que tenemos la suerte de probar), luego un plato principal: dorado en salsa de carne con ensalada multicolor de lentejas y un postre extraordinario: torta de chocolate con queso de cabra y mermelada de parchita acompañado por un delicioso espumante.

Todos estos sabores amenizados por un grupo local de extraordinarios músicos completa la fiesta con un golpe tocuyano que pone a bailar hasta al más desprevenido.

Terruño de uvas benditas

bodegas pormar 4Tempranito en la mañana aparece el transporte para llevar al grupo de turistas hasta las tierras de Altagracia, a pocos minutos de Carora, donde se encuentra el viñedo en el que seremos testigos de la verdadera vendimia.

Un desayuno criollo de campeones espera bajo la sombra y los sabores de Carora se lucen con algunos de sus mejores exponentes: suero caroreño picante, quesos de cabra frescos y maduros, confitura de lechosa, acema… todos elaborados por artesanos de la zona que vienen hasta el viñedo para darle a esa primera comida del día un abreboca de la gastronomía larense.

Resulta casi imposible salir de ahí sin llevarse una bolsa con suero, quesos y dulces.

 

bodegas pomar 3Después del desayuno viene una breve eucaristía a la orilla de un pequeño lago, con el paisaje de fondo, el trinar de los pájaros y las palabras del cura que habla de los frutos recogidos con perseverancia, solo falta la cestica de uvas para sentirse bendecido por esta tierra de gracia llamada Altagracia.

Guillermo Vargas, quien fuera por 20 años el enólogo de las Bodegas Pomar- hoy jubilado pero todavía en funciones como asesor y guía-conoce estas tierras como la palma de su mano.

Ingeniero agrónomo de la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado ha estado desde que se sembró la primera vid en esas tierras y fue el encargado de investigar cuáles eran las uvas indicadas para la elaboración del vino en tierras larenses.

Él es el guía del recorrido por el viñedo en un pequeño tranvía y explica con detalles cómo y porqué es posible producir vino en aquellas tierras.

Desde el sistema de riego por goteo que permite reproducir uvas en suelos poco fértiles hasta las herramientas de defensa de la plaga y pajaritos que azotan las dulces uvas durante todo el año, todo ha sido pensado, planificado y ejecutado por los trabajadores de Bodegas Pomar.

bodegas pormar 1“En un principio las 4 hectáreas del viñedo experimental tenía que podarlas yo, todo el mundo miraba y todo el mundo aprendía pero debía podarlas yo mismo, poco a poco fueron aprendiendo, todos llegaron aquí en cero. Así mismo la generación de relevo que tenemos actualmente, todo lo han aprendido aquí”, señala orgulloso Vargas.

Actualmente son 130 hectáreas dedicadas al cultivo de las diferentes uvas que hacen posible las distintas variedades de vino que produce Bodegas Pomar.

En un punto del recorrido por el viñedo, los visitantes pueden bajarse del trencito y junto a los trabajadores ayudar a recoger las uvas y por supuesto probarlas.

Con las manos manchadas de violeta, probando aquellas uvas super jugosas- muy distintas a las uvas de mesa que compramos en el supermercado- y escuchando las enseñanzas de Vargas, es mucho lo que se aprende del vino y lo que la tierra puede ofrecernos si sabemos cómo trabajarla.

Nadie quiere que se termine

bodegas pomarAl final del recorrido por el viñedo sigue la fiesta. Es el momento de arremangarse los pantalones y unirse al pisado de las uvas, un procedimiento muy artesanal que ya no se utiliza en la producción del vino, pero que sigue siendo un gran disfrute para todos.

El golpe larense suena nuevamente y es hora de irse del viñedo para volver a la bodega a aprender sobre la producción de vinos tintos y almorzar un lechón en caja china típico de la zona.

“Ha cambiado todo, el venezolano ha cambiado, nadie daba medio por esto, antes había que traerlos, invitarlos, vengan a verlo porque nadie lo creía… este trabajo de hormiguita comenzó hace 20 años” explica Guillermo Vargas quien tiene la suerte de ser testigo del fruto de su trabajo.

Decenas de personas, cientos cada año disfrutan de este paseo por la única fábrica productora de vinos de Venezuela.

bodegas pomar 2Poco a poco han ido incorporando variaciones y mejoras a esta fiesta. El globo aerostático que antes formaba parte emblemática del paseo tuvieron que eliminarlo porque generaba mucha expectativa entre los visitantes y si no había viento o había alguna falla la gente se iba desilusionada.

Ahora, cada fin de semana durante las vendimias, invitan reconocidos chefs venezolanos que hacen de la visita una experiencia completa para los sentidos.

Despedirse de Carora con el estómago lleno, el corazón contento y la esperanza recargada es posible gracias a este paseo por las Bodegas Pomar. Y pensar que está aquí mismito.

 

 

bodegas pomar 6Hasta en la iglesia

En Bodegas Pomar fabrican vinos blancos, tintos, rosados, espumosos y hasta la sangría caroreña. Menos conocido y popular es un vino que producen para un público muy particular: el Ecclesia. El vino de consagrar que se sirve actualmente en todas las homilías que se celebran en el país se fabrica en Bodegas Pomar y es certificado por la Conferencia Episcopal como idóneo para la misa. La fabricación es limitada y no está a la venta al público, pero la próxima vez que tome la comunión ya sabe que está probando vino venezolano.

 

 

 

¿Cómo apuntarse a un paseo por las Bodegas Pomar?

Lo ideal es visitar http://www.bodegaspomar.com.ve e informarse en la sección de visitas sobre el cronograma de las próximas fiestas de la vendimia (febrero-marzo o Julio-agosto de cada año) o las fechas de la visita enoturística que con algunas variaciones también ofrecen la posibilidad de aprender, probar y recorrer la zona como un turista.

También puede escribirles para reservar cupo a clubpomar@empresas-polar.com o llamar por teléfono 02122028907 /2028909

Este artículo salió publicado originalmente en la revista Dominical con más detalles. Si quieres puedes leerlo aquí

Publicado en by Zinnia Martínez Publicado en Probé y me gustó, Recomendados

Responde a La vendimia de Pomar: orgullo nacional por copas

  1. La Casa de Antociano

    Hola,
    Hace tiempo conseguí una botella de este vino de consagrar y publiqué su respectiva reseña que pueden leer aquí:
    http://www.antociano.net/blog/index.php/2010/01/ecclesia-vino-de-consagrar-venezolano/

Add a Comment