• Instagram

El hambre que no conocemos


tatuajes-ibrahimovic--644x362
Hace unos días un futbolista europeo de esos que son una gran celebridad en el mundo entero, decidió tatuarse en el cuerpo 50 nombres. Nombres tomados al azar, pero que representan 50 de las 805 millones de personas que hoy en día viven con hambre.

Zlatan Ibrahimovic es el futbolista y su equipo el Paris Saint Germain. Acostumbrado a las miradas, a los autógrafos y a una excesiva atención mediática decidió convertir un gol en una oportunidad para llamar la atención sobre un tema del que casi nadie quiere hablar y casi todos preferimos obviar.  #805millionnames es el hashtag de la campaña para la que el World Food Programme lo reclutó.

 

Hizo un gol de esos que provocan el salto de felicidad de todo un estadio y corrió hacia una esquina, se quitó la camisa y dejo al descubierto el montón de tatuajes (provisionales) que luego serían el motivo de los comentarios de todos y de los titulares del próximo día. Puso el tema sobre la mesa y le sacaron una tarjeta amarilla.

La campaña tiene su video donde Ibrahimovic explica las razones que lo llevaron a hacerse todos esos tatuajes. En el video que tiene todos los ingredientes del mercadeo y la viralidad por supuesto que no explica todas las razones que están detrás de 805 millones de personas con hambre. Se nombran algunas.

Eso fue hace casi un mes, ya los tatuajes se borraron y  el hashtag no es trending topic. La vida sigue y ya Ibrahimovic ocupa titulares por otras razones. No lo culpo, algo tan incómodo no se pone de moda, no se habla en las fiestas, no es contenido para los “food bloggers”.

“Hambre es una palabra rara. Ha sido dicha tantas veces, de tantos modos diferentes; significa tantas cosas distintas. Conocemos el hambre y no tenemos idea de lo que es el hambre. Decimos hambre y hemos oído decir hambre tanto que se gastó, se volvió cliché” escribe Martín Caparrós en su extraordinario libro El Hambre (Editorial Planeta, 2014)

“Conocemos el hambre, estamos acostumbrados al hambre, sentimos hambre 2 o 3 veces al día. Pero entre ese hambre repetido, cotidiano, repetida y cotidianamente saciado que vivimos y el hambre desesperante de quienes no pueden con él, hay un mundo…” comienza Caparrós ese libro de 610 páginas que  les recomiendo leer.

Normalmente comparto fotos, textos, ideas, noticias vinculadas al comer. La comida y no el hambre es lo que nos ocupa, pero lo que comemos hoy en día tiene tanto que ver  con el hambre de hoy en día que es como para rogar para que muchos Ibrahimovic se unan a la campaña y llegue un momento en el que ya no podamos seguir haciéndonos los locos.

Les dejo este otro video para que el mismo Caparrós explique un poco:

 

 

 

 

Publicado en by Zinnia Martínez Publicado en El come libros

2 Respuestas a El hambre que no conocemos

  1. Pingback: El futuro de la cocina ¿estará en los laboratorios? | La Comensal

  2. Liliana Martínez

    Zinnia, que buen blog!!!!
    un abrazo enorme, encantada!

Add a Comment